27/10/2009

En casa por unos días...

El domingo por la mañana regresé de Paraná, donde participé como disertante en el Congreso Internacional de Publicidad y Diseño Crecer 09. Mi conferencia fue sobre tipografía e identidad. Aquí, la foto de cierre, en el escenario. Todo muy rico. Gracias a los asistentes y organizadores. Me hubiera gustado quedarme un rato más, pero las obligaciones se imponen y uno debe ser ordenado, al menos en lo posible.
En la foto: Raúl Belluccia, Miguel López, Adrián Pierini, Ricardo Palmieri, Florencia Hernández Ross, Luis Chuzo González, Fabián Carreras y Carlos Carpintero. Buenos muchachos.

19/10/2009

Viajando por la ruta recordé al PRO

18/10/2009

Cuento breve: identificación de un oso

Hacia 1980 me encontraba trabajando en el depósito de una vieja editorial de música impresa, en la calle Cangallo. El subsuelo era oscuro, pero no privado de cierta elegancia. Las partituras de Rajmáninov y Couperin vestían el espacio con un halo místico. Un actor de esa extraña escena me refirió cierto texto pendiente de reimpresión. El recuerdo del agotado relator, de voz ruinosa por su intimidad con destilados y mi frágil memoria modificarán algunos detalles.

Se trataba de una partitura para animales de circo, me confesó el colega, cuyo nombre era Gabriel Larcade. En esos años, las bestias no se diferenciaban de los hombres en cuanto a labores destinadas a la supervivencia. Tal vez no mucho ha cambiado desde aquel día, acaso el sufrimiento propio de los trabajadores de la industria del entretenimiento.

Para identificar a un oso en principio hay que diferenciarlo de los seres inanimados, me explicó Gabriel. No ha sido raro el caso de confundir ejemplares vivos con muertos. Osos fallecidos en la arena o la jaula han caminado luego por las calles de esta ciudad, frecuentando el paraíso de la ópera o hablando con los mozos del bar El Boxeador sin que nadie percibiera la falta de pulso. Luego, hay que contarles los dientes y si es el caso, registrar el número de la argolla que viste
la nariz. En ocasiones, el animal tratará de besar al identificador, pero esto no debe permitirse por cuestiones sanitarias. Con el correspondiente permiso, se procede a requisar el domicilio del oso. Esta tarea implica ciertos riesgos; no debe emprenderse sin el visado del urso, en particular si se trata de hembras con parición reciente.

Sin duda estaremos frente a un oso si entre las pertenencias se encuentra un bozal de cuero rústico, un paraguas pequeño para mantener el equilibrio en la cuerda, un par de anteojos de lectura, pinos para malabares, balones de colores con tientos y vivos, una baraja española y un dispensario de especias, destinadas a la sazón de la omnívora dieta.

Mientras estas instrucciones me eran referidas, las paredes parecían tragar la poca luz del subsuelo, devolviendo fragmentos de piezas del Barroco interpretadas en clavecín. Couperin hubiera estado complacido por la falta de licencias en la ejecución por parte del intérprete. Lo
mismo esperaba Gabriel de mi persona, pero no pude acompañarlo. Ahora los años aumentan esa pequeña deslealtad para con palabras que una vez fueron del todo transparentes.

11/10/2009

Mis días como diseñador

Hola colegas. Por estos días estoy con muchos proyectos.



En lo que hace a lo académico, he regresado hace poco de Misiones, donde dicté un posgrado en sistemas de identidad en la UNaM. Aquí hay un afiche (o algo así) de difusión del evento. Luego seguimos con la carrera de posgrado de tipografía en la FADU UBA, donde actualmente estoy dictando el taller de tesis. Ya vamos por la clase 49 en la carrera, todo un record, y las cosas marchan más que bien. Paralelamente, sigo con mis cátedras de Diseño I y II en UCES, espacios en los que me acompaña un gran equipo docente. Ya no sigo con mis clases en UFLO, pero la Universidad de Lanús (UNLa) me tiene este cuatrimestre a cargo de tres materias: Espacio Tipográfico III, Teoría del Diseño I y II. De hecho, hace una semana ofrecí dos conferencias sobre diseño, percepción y proyecto en el marco de un ciclo denominado Expocarreras y Feria del Libro (en el espacio Talleres, junto a Abremate, el centro interactivo de ciencia y tecnología de la UNLa). En un par de semanas nos estaremos presentando, en una actividad lateralmente académica pero que será por demás interesante en el congreso internacional de publicidad y diseño Crecer ´09. Por supuesto, sigo disfrutando de la felicidad de tener mi nuevo libro en circulación gratuita, Dictadura del Diseño.



Más allá de todas estas cuestiones, uno es diseñador gráfico ante todo y los proyectos del estudio tienen su lugar en mi corazón y mi agenda. Uno de los trabajos más divertidos que me tocó en los últimos tiempos fue la adaptación para el mercado local del disco de un italiano loco llamado Peppe Voltarelli, junto a un material para la difusión de un recital que ofrecerá dentro de poco junto a Kevin Johansen. Les dejo un vídeo de este buen hombre en el post. Pero como los amigos de Los Años Luz Discos (Nani y Javier) están muy inquietos, estamos cocinando varios discos más: una ópera tango de Axel Krygier y un nuevo disco de Lucas Martí, del cual pueden ver un vídeo rafeado de su cover "Por las calles de Liniers", de la banda y mito metalero por excelencia Hermética. Los metaleros (como mi querido hermanito Alejandro) lo van a odiar, pero a mi me divierte en grande. Hoy estaba pensando que para un intelectual con gustos musicales rústicos como los míos, laburar con un sello independiente es lo mejor que me puede pasar. Por ejemplo, gracias Nani ayer conocí a AudioUnion.