15/05/2009

W de Wittgenstein


No se puede hablar de comunicación sin hablar de Wittgenstein. Ayer, dialogando con Guillermo Brea, volvimos una y otra vez al tema de los "juegos del lenguaje". Hablo del Wittgenstein II, no del Wittgenstein místico del Tractatus. Hoy leo un interesante artículo escrito por Juan Forn en Página/12 sobre otro Wittgenstein, hermano del filósofo. Su nombre era Paul y fue concertista de piano, aunque le faltaba una mano. Aquí les dejo el vínculo: PIQUE.

En el vídeo pueden ver algunos slogans de su filopatología, del film de Derek Jarman, pequeñas formas de saborear a Wittgenstein que circulan en You Tube, como "a dog cannot lie". Es recreativo y edificante.