16/09/2008

Chabán

Omar, hoy solo tengo unas palabras para vos. Te lo voy a decir usando palabras chotas, como las que usaste hoy vos. La falta de correspondencia entre la forma en la que hablás y las condiciones de producción del género discursivo causan más dolor en los padres de los jóvenes muertos. Ellos no tienen competencias para comprenderte.
Y no tienen por qué tenerlas. Vos las tenés, pero te importa una mierda hacerte entender. Te presentás como víctima. La responsabilidad que compartís con otros no disminuye la tuya. Si a los otros responables, hoy ausentes, les dieran mil años de cárcel y a vos solo cien, deberías de todas maneras pasar cien años en la cárcel. Pero ni en diez mil años pagarías todo el dolor que causaste. Por idiota. Por no saber lo que tenías que haber sabido. Tu trabajo era saber, y no meter más pendejos y tratar de encausar el quilombo cuando se armara. A la larga, esto iba a pasar.
Vos sabías bien. ¿Me vas a decir que después de batallas como las de The Exploited en Cemento nunca te imaginaste que algún día verías algunos fiambres? ¿realmente pensás que no tenés responsabilidad? Vos sabías bien que el lugar reventaba de gente. No chamuyes, Emir. Vos me vendiste cerveza a dos pesos cuando tenía quince años, te importó una mierda que me recagara de frío mientras esperaba para ver a Pilsen a las 3 AM, me cobraste fortunas por ver a Los Siete Delfines en Die Schule, una tumba que se desmoronaba, que se caía a pedazos. De milagro antes no se murió alguien, o se murió y nadie se enteró. Total, era un descerebrado de mierda, un negro poco culto que no hubiera apreciado tu representación de Rey Lear, mi igual.
La reconcha de tu madre, Chabán. Sos un hijo de recontra mil putas. Hacele caso a las voces y matate. Dejá de causar dolor. O al menos, tené la dignidad de hacerte cargo de lo que te corresponde. Esta vez podés decidir no fracasar como mil veces lo has hecho. No sos diferente de las ratas que caminaban en el back de Cemento. No saliste de Cromagnon. Te quedaste allí, muerto. Ponete a día, enterate, cagón hijo de puta.