06/04/2008

Una ilustración alternativa

En realidad, el problema no está en lo que dice. Porque no dice mucho. Dejo entonces aquí una sugerencia para el colega Sabat. "Humildemente", como dice la señora.
Presidenta, usted, para mí, ha sido una decepción. No ha estado a la altura. Y basta de rasgarse las vestiduras, ya entendimos que es mujer. Pero yo no soy boludo y no me olvido de lo que dijo el día que asumió sobre el "rol protagónico de la educación" durante su gobierno. Esa no me la cuenta nadie: la universidad de Buenos Aires se sigue desmoronando a pedazos, nos está tapando el agua y no ha llegado ni un peso para infraestructura ni una señal nueva de cambio.
Mascullando, les paso uno de los pocos artículos propositivos que he leído al respecto sobre la crisis campo-K. Oh casualidad, es de un profesor de la UBA: http://criticadigital.com.ar/impresa/index.php?secc=nota&nid=1896