18/01/2008

Tipografía, Diseño y conocimiento

Este texto forma parte de una respuesta que envié hoy al colega Víctor García en el foro T-Convoca. La comparto con los lectores de Expendable pues tiene algunas intuiciones que bien pueden tener algún asidero o servir como escalón para otras divagaciones. El tema es la relación entre Tipografía y Diseño. Un error frecuente: se considera a la Tipografía como una herramienta del Diseño, cuando en realidad es un dominio con una historia, práctica y producción verificable que antecede largamente a lo que hoy consideramos Diseño Gráfico. Como provocación, podría decir que por cada decenio que ostenta el Diseño Gráfico, la Tipografía tiene un siglo. En este momento pienso en cincuenta años versus cinco siglos.

--

En semiótica cognitiva, la pregunta sobre cómo es que tenemos conocimiento de la realidad es fundante. Entre otras cosas, porque se puede hacer una historia de los modos de conocer. Algo importante sobre esta cuestión es que no podemos escaparnos, salirnos o ver más allá de aquello que está instituido como cognoscible en nuestro momento sociocultural. Somos productos de nuestro momento. Enunciamos sólo lo que el lenguaje nos deja, del particularísimo modo en que el lenguaje nos deja hacerlo. Esos modos sufren mutaciones a lo largo del tiempo. Son diferentes para cada sociedad y para cada temporalidad, aunque los sujetos no tienen conciencia de ello. Por eso no podemos reflexionar sobre la producción significante de otros momentos socioculturales a partir de las categorías de las que disponemos en nuestra actualidad. La producción significante de una sociedad y una cultura deben ser analizadas a partir de sus propias categorías de aproximación al conocimiento. Así de crudo es para la semiótica. Hay Diseño Gráfico a partir del momento en que hay diseñadores gráficos que se llaman a sí mismos diseñadores gráficos y dicen hacer Diseño, porque su sociedad les dice que pueden hacerlo. Lo que había antes, o lo que hoy hay en otras culturas, es otra cosa. No es Diseño Gráfico. Parecerá místico, pero es pura lógica: están en otra realidad. Otros objetos, otras prácticas, otros productos, otra semiosis. Que no puede ser versionada ni traducida a nuestra realidad sin falsearla.
No importa si no llegamos a un acuerdo entre nosotros sobre qué es Diseño y qué es Tipografía. Dentro de una sociedad hay diferentes discursos, los unos hegemónicos y los otros contradiscursivos, pero todos buscando su validación. De lo que si puedo hablar con fundamento, y según el argumento anteriormente desarrollado, prescindiendo de opiniones o convicciones personales, es sobre este punto: hubo Tipografía antes que Diseño Gráfico. Esto también parece brutal (afirmar que no se trata de una opinión) y pido disculpas por el aparente autoritarismo, que es un intento de superar la circularidad que estos debates suelen conllevar. Tipografía y Diseño son dominios diferentes, uno no es soberano del otro. Cada uno de ellos tiene diferentes aspectos o puede ser leído desde distintas parcialidades. Por ejemplo, su dimensión instrumental. Pero lo que no es lícito es reducirlo a una de estas dimensiones. Ni mucho menos, que un dominio se asigne el privilegio de acción sobre el otro.