09/01/2008

Senegal





















"Un calor de Senegal". Así definen el día en que enterraron a Baudelaire, que bajó a la tumba luego de una larga agonía que lo terminó dejando como un niño en brazos de su madre. Al mismo Baudelaire le hubiera hecho gracia las descomposturas de quienes concurrieron a su sofocante entierro, que huyeron en estampida ante una lluvia torrencial que se desató súbitamente.
Buenos Aires por estos día se parece a Posadas. Durante el día tenemos 38ºC. Ahora mismo son casi las 23:00 y hace 31ºC. Pero como para los afectados porteños la impostura es lo que manda, la espectacularidad de la noticia es soberana. Y para eso tenemos ese chamuyo llamado "sensación térmica". Un índice hipocondríaco que nos señala lo siguiente: siempre hace un poco más de calor o de frío de lo que marca el termómetro.