28/09/2007

¿Sabía Ud. de que..?

...uno de los 99 nombres de Alláh para los musulmanes es al-Musawwir. Que quiere decir "el Diseñador". En la imagen, su grafía correspondiente.

27/09/2007

Say you'll be there

24/09/2007

New adventures in HiFi

Buenas noticias, niños. Ya está en marcha la nueva bienal de tipografía latinoamericana: pique aquí for more data y éntrale güey, que no cuesta lana y está bien padre. ¿Pues que no te ha gustado nadita el logo? Pues fíjate que si miras el logo, estás con los ojos en la servilleta y no en el plato. ¡Dile a tu madre, chingao!

21/09/2007

El que tiene lengua que hable

Un colega con quien compartimos tareas docentes en FADU UBA me obsequió la postal que ven aquí arriba. Pasó a visitar el Bauhaus Archiv en Berlín y allí se le quedó pegada esta fotografía. Esta imagen aún hoy tiene una modernismo que no ha llegado a Buenos Aires. Vean los rostros, las edades, los años crudos de los maestros y de su época (1926). Y piensen, como orando, en lo que construyeron. Contruir, proponer, hablar aunque no haya oídos, con la esperanza de que en un futuro alguien, a la distancia, responda.

20/09/2007

Un amigo

Mr. Michael Seo. Pique HERE.

Lolo

En el sitio de T-Convoca ya está la crónica de nuestro último encuentro. Reseña de Víctor García (impecable) y fotos de Marcela Romero. En la imagen, los amigos Elsebra, Ale Paul y Fabián Carreras devorando originales con la mirada. Nótese la muy moderna camperita de Paul, que dice "K E R N" cruzando el pecho.

19/09/2007

Y no me hiciste caso

On demand, sólo por hacerte caso, has terminado con un pop eye. ¿Me permites tres undo
e iniciamos de nuevo?

Jabba and the Pizza Hutt

Bigger and thicker and longer. Lo quiero con mostaza y lens flare. Con patatas fritas y emboss. En tres-dé, en cuatro-dé.

16/09/2007

Sobras

Las palabras escritas son las sobras del lenguaje. El producto que queda luego de que la faena principal se ha realizado. En general a nadie agradan, exceptuando a aquellos que como los diseñadores, nos especializamos en las sobras.

12/09/2007

Una cuestión de tamaño

No importa lo que usted haga para su cliente, colega diseñador. Siempre él va a querer todo MAS GRANDE. El logo, más grande. Su foto, más grande. El sitio, el folleto, el cuerpo tipográfico, la gigantografía... todo lo gigantográfica que se pueda.

  • Como un elefante enfermo de elefantiasis.
  • Como un Botero pintado en una pelota de playa.
  • Como si el palacio de Versalles tuviera la altura de las Torres Petronas.
Pero tal vez no he sido lo suficientemente claro. ¿Qué tan grande quiere todo? LO MAS GRANDE POSIBLE.
  • Que tenga el tamaño suficiente para que se vea en Google Map.
  • Que los clientes de sus clientes digan: ¡Rayos, que grande es lo tuyo! ¡Nunca había visto algo tan grande!
  • Que los competidores de sus clientes digan: ¡Le diré a mi diseñador que quiero tener uno así de grande!

Pop up books


http://robertsabuda.com/popmakesimple.asp

04/09/2007

Insignia


UNO
"En la histeria más que en ninguna otra forma de neurosis, es necesario el empleo de la psicoterapia. No debemos olvidar la constitución hiperemotiva-mitomaníaca, con su propensión a la mentira y a la fantasía" (Juan C. Betta, Manual de Psiquiatría, 1967).
Propensión a la mentira y a la fantasía. Bella descripción clínica de la literatura.

DOS
Los límites nos son dados por ese Humpty-Dumpty llamado sociedad.
Hojeando el Novum Organum, recuerdo a un metafísico polémico. El filósofo inglés Lord Bacon fue tenido en poca estima durante siglos debido a su objetable moral. Sin embargo, si medimos con la vara de nuestra modernidad tardía a los espíritus más destacados de la modernidad, es probable que sólo uno de cada diez escape al hospicio o a la cárcel.

TRES
Italo Calvino nos ocultó la existencia de la más pavorosa de las ciudades: Insignia. El viajero que por allí pasa pierde su recuerdo. Y todo recuerdo conectado a ella. Si nuestra memoria es como la red de un pescador, podemos suponer que visitar Insignia es convertirse en un ser anónimo.
En Insignia los objetos no significan. No hay intermediarios en lugar de las cosas: lo que se ve es lo que es, y no refiere a un otro ausente. Así de escasa es la vida en la ciudad, así de miserable. Una ciudad sin nacimientos, sin penas ni muertes. El retrato del que no está no evoca al fallecido. Nombre, signo y objeto coinciden. Las calles no tienen nombre y no hay lápidas en el cementerio.
El lenguaje de Insignia es humildísimo. Las enfermedades no tienen síntomas, la palabra "síndrome" no existe y en los hospitales no hay capillas. De a poco la ciudad va desapareciendo, borrándose a sí misma, porque todo es olvidar.
Debido a la insignificancia de la palabra "límite" en Insignia, es probable que algunos de sus habitantes hayan logrado escapar (sin saberlo) y habiten hoy entre nosotros. De esta forma Insignia se hace presente, sobre todo en la noche, sorprendiéndonos con un ruido inexplicable o una aparición en el camino, cuando nos encontramos lejos de casa.