17/07/2007

El Rodeo

Algunas ideas no sedimentan. Leo con tristeza el último artículo publicado en Foro Alfa. Versa sobre los supuestos males que aquejan al Diseño Gráfico. Creo que si existe tal cosa (el "Mal" del DG) le debe alquilar la pieza a varios.
Año 2007, colegas. ¿Todavía citando a Bruno Munari? O bien, ¿todavía construyendo un texto sobre Diseño a través de citas de gurús del diseño? ¡La endogamia no es saludable!
La tragedia queda evidenciada en un síntoma recurrente: el error terminológico, la confusión, la falta de rigor. Lo que el autor denomina como estilo se trata en realidad problemas de género discursivo, una confusión habitual que ya les era señalado por Mijail Bajtin a los formalistas hace más de medio siglo. Y eso, sin tener en cuenta otros simplismos, como el manejo impertinente que se hace del término estética, en una ya clásica reducción de ese dominio a una práctica de superficie. Estilo no es género discursivo. Estética no es esteticismo. La neutralidad del enunciador es un imposible en el acto enunciativo. Tal vez hay que decirlo mil veces.
Pero como dije, algunas ideas no sedimentan. Leía el articulo y pensaba en la palabra RODEO. Todas las definiciones le van bien, por diferentes motivos. Dejo la interpretación a su criterio (como no podría ser de otra manera).

rodeo.

1. m. Acción de rodear.

2. m. Camino más largo o desvío del camino derecho.

3. m. Vuelta o regate para librarse de quien persigue.

4. m. Manera indirecta o medio no habitual empleado para hacer algo, a fin de eludir las dificultades que presenta.

5. m. Manera de decir algo, valiéndose de términos o expresiones que no la den a entender sino indirectamente.

6. m. Escape o efugio para disimular la verdad, para eludir la instancia que se hace sobre un asunto.

7. m. En algunos países de América, deporte que consiste en montar a pelo potros salvajes o reses vacunas bravas y hacer otros ejercicios, como arrojar el lazo, etc.

8. m. Sitio donde se reúne el ganado mayor, bien para sestear o para pasar la noche, o bien para contar las reses o para venderlas.

9. m. Reunión del ganado mayor para reconocerlo, para contar las cabezas, o para cualquier otro fin.

10. m. Sal. Siesta del ganado vacuno en el campo.

11. m. germ. Conjunto o reunión de ladrones o de rufianes.