19/06/2007

Buaaaaaaaaaaaa...

Ayer mi hija Sofía (10 meses y contando) decidió terminar su sueño nocturno a las 3:30 am. ¡Hermoso! No hubo manera de hacerla dormir de nuevo, y eso que las mañas de padres han sido depuradas hasta un grado increíble. Con lo cual, simplemente me resigné ante el suceso, decidí poner el resto de la noche entre paréntesis y en algún momento entre las 4 y las 5 am hice este dibujito. Representa lo que un papi siente cuando escucha en la oscuridad de la noche el llanto de su niña. Por supuesto, no tiene correlato con la realidad, porque Sofía se mataba de risa anoche, mientras me sacaba los anteojos y ejercitaba a viva voz su baby talking: tatata, bububu, tztztz, shshsh, mamamama, nanana, tatata, aie-aie-aie (repite mil veces).