04/01/2007

Purple marketing



Los guionistas del marketing prescindible, empeñados en permanentes reinvenciones de la pólvora, no hacen más que poner etiquetas nuevas en frascos viejos. "Marketing de la experiencia". ¿Cuando es que el marketing descubrió que la relación de los usuarios con las cosas (para no decir de los consumidores con lo que consumen) deja algo más que un residuo significante, que puede tener alguna importancia? Ahora bien... llamar a ese sedimento "experiencia" y tratar de encausarlo a través de una legislación para la gestión-de-lo-que-sea es una insolencia. Ciertamente tenemos experiencias (y a lgo más que ello). Todo marketing estratégico es en un sentido marketing de la experiencia (o no es marketing).
Otra genialidad: los nuevos vestidos de la diferenciación. "La vaca púrpura". La idea es esta: si voy por la campiña francesa y entre muchas vacas marrones veo una púrpura, esta llamará mi atención. ¡Brillante! Y mucho más si la vaca se acerca al carro y me dice el tema es que me falló la tintura, no volveré a comprar esta marca porque me dejó una experiencia insatisfactoria.