15/12/2006

Hail to the thief

Hay líneas aéreas que han aprendido aceptablemente bien la política corporate de los bancos argentinos. No importa el maltrato que sufra la marca, siempre todo puede arreglarse mintiendo un poco más. Total, la cara de la empresa no son sus managers, sino los empleadillos de mostrador que desearían tener otro empleo para evitar el maltrato cotidiano y las preguntas de clientes furiosos a los que no saben qué responder.