06/10/2006

All my stitches itch

M Y P R E S C R I P T I O N ' S L O W

¿Cómo escapar del escape? Las marcas amantes prometen un amor que nunca se realiza, pero nos dejamos engañar. Todo es como si. El arte del simulacro y la simulación, llevado al extremo de la fragmentación del yo.
Yo deseo, y me deshago en el deseo. Vivo en tanto soy deseante, pero por ser deseante me des-vivo. No hay escape del éxtasis marcario. Alejarse es unirse más a ellas. Porque la angustia, la sed que viene, llega y amenaza, la sed que llena la boca de sal, sólo se calma comiendo símbolos. Y la marca es un banquete simbólico.
Enfermos de marcas, no podemos suspender nuestra prescripción. Síntom, remedio, vicio, enfermedad y degradación coinciden. Marcas: la cocaína terapéutica de Sigmund Freud.